Un día perfecto

Actualizado: 30 de sep de 2020

Título original: Oslo, 31. august.

Año: 2011.

Duración: 95 min.

País: Noruega.

Dirección: Joachim Trier.

Guión: Joachim Trier, Eskil Vogt, Pierre Drieu La Rochelle ( basado en la novela de).


En el segundo largometraje del director noruego Joachim Trier ("Thelma", "Louder than bombs") que coescribe con Eskil Vogt, acompañamos a Anders en un día de su vida, un día especial, ya que obtiene un permiso para poder salir del centro de rehabilitación que es donde vive actualmente y así asistir a una entrevista de trabajo, lo cual puede que sea una nueva posibilidad para reconstruir su vida. Es éste el porqué del nombre de la película, un día tan distinto y determinante en la vida de nuestro personaje.


Anders está, específicamente, a dos semanas de terminar su periodo de desintoxicación en un centro de rehabilitación en las afueras de Oslo, capital de Noruega. Hace 10 meses con no toca el alcohol, y ya ha pasado un largo período desde la última vez que estuvo en contacto con la heroína. Y como si esto fuera poco para su vida, se le presenta una oferta laboral donde podría volver a ejercer como editor en una editorial, oficio que supo hacer con creces en otro tiempo. Pero, a pesar de estas conquistas, de estas posibilidades las cuales se pueden ver, objetivamente, como positivas, como una apuesta a la mejora del futuro de alguien, Anders no puede aceptarlo de esta forma.



Facilitándole la salida del centro de rehabilitación mediante un permiso, Anders aprovecha para ir a la ciudad capital y embarcarse en una odisea en donde vuelve a reencontrarse con personas quienes fueron, de distintas maneras, importantes en su vida, desde un mejor amigo hasta su dealer. Así es como la película plantea mediante estos encuentros reflexiones y elecciónes determinantes para un personaje que carga de dudas, culpas y necesidades.



Anders comienza a develarse mediante el diálogo y las acciones (característica de una película character-driven), podemos ver que sus intenciones para sí no son buenas, cree que no hay futuro para él, siente culpa de haber arrastrado a un mal pasar a los demás por su adicción y se avergüenza cuando se presenta como ex-adicto.

A lo largo del día, y de la noche, Anders busca redención, busca el diálogo con aquellas personas cercanas las cuales por momentos logran que entre en razón y vea que es alguien capaz, que es alguien que tiene todas para poder resolver su presente y que de hecho lo está haciendo. Pero para alguien que tiene encarnada la idea de autodestrucción se le hace difícil.



Así el film muestra que para lo que algunos puede ser un día más en sus vidas para otros es la vuelta al calvario, es el punto quiebre entre vivir o morir.

42 vistas0 comentarios